Los productos con el sello “Crianza de nuestros mares”, libres de anisakis

pescado sin anisakis

Tal como se recoge en la Reglamentación Sanitaria de la UE, estos pescados no están obligados a pasar por proceso de congelación alguno para ser consumidos en crudo o semicrudo

Gracias a los estrictos controles de calidad y seguridad alimentaria en todo el ciclo de vida del pescado amparado bajo el sello de calidad “Crianza de Nuestros Mares”,  el consumidor puede tener la plena garantía de que estos productos están libres de anisakis y por tanto, están perfectamente indicados para su consumo en fresco.

Dicho de una manera más clara, el pescado de “Crianza de Nuestros Mares” no tiene que pasar previamente por un proceso de congelación para ser consumido en crudo o semicrudo, con plenas garantías sanitarias y conservando sus características organolépticas.

Doradas, lubinas y corvinas de acuicultura

Este sello de calidad y origen ampara a las doradas, lubinas y corvinas que proceden de la acuicultura de nuestras costas las cuales, poseen un distintivo fijado en las agallas con un sello identificativo de “Crianza de Nuestros Mares” así como con un código de trazabilidad en cada uno de los ejemplares.

Como dato significativo cabe destacar que tras varios estudios científicos realizados, los peces de acuicultura española se declararon libres de anisakis, tras demostrarse su ausencia gracias a las buenas prácticas de los cultivos marinos, y a la alimentación. A ello se suman los programas sanitarios implantados en los cultivos marinos, que supervisan la calidad de los peces a lo largo de toda su vida.

Con ello, el consumo de estos pescados de acuicultura no representa riesgo de infestación del consumidor por anisakis, lo que además disminuye a efectos prácticos el riesgo de sensibilización alérgica al parásito.

Estas garantías quedan reconocidas y recogidas en la Reglamentación Sanitaria de toda la UE que hace cuatro años realizó una modificación del Reglamento CE 853/2004 a través del Reglamento CE 1276/2011, según la cual se establece que el pescado de acuicultura no tiene que pasar un proceso de congelación para ser consumido en hostelería y restauración crudo o semicrudo.

Una iniciativa pionera

El sello “Crianza de Nuestros Mares” es una iniciativa pionera de la Asociación Empresarial de Productores de Cultivos Marinos de España (APROMAR) con la finalidad de que, por primera vez, el consumidor pueda acudir al lineal de pescado fresco e identificar las doradas, lubinas y corvinas que han sido criadas en nuestros mares con el distintivo y el código de trazabilidad correspondientes que garantiza su calidad y procedencia.

El objetivo final es que el consumidor tenga a su disposición la máxima información posible, pueda reconocer claramente qué productos proceden de nuestras costas y pueda realizar así una compra con conocimiento de causa.

En el ámbito de APROMAR (asociación que engloba prácticamente a todo el sector), tener una marca colectiva era una necesidad, sobre todo porque es una marca que, además, complementa, apoya y potencia las marcas comerciales correspondientes a los asociados.