Blog

En Crianza de Nuestros Mares estamos comprometidos con el medio ambiente, apostando por la conservación del planeta como una de las máximas prioridades a nivel global.

Cuidando nuestros recursos naturales

En la actualidad, existe un consenso social y científico sobre la necesidad de cuidar los recursos naturales si queremos que las generaciones futuras puedan disponer de ellos.

En el plano del sector agroalimentario, hace apenas unas décadas, el objetivo era producir alimentos de calidad y seguros. Hoy, se ha añadido a la ecuación la sostenibilidad.

No basta con que nuestros alimentos y bebidas sean excelentes. Tienen que proceder de un sistema de elaboración que garantice el uso eficiente de los recursos y minimice el impacto sobre el entorno.

Acuicultura como forma sostenible de producir alimentos

La acuicultura es, hoy en día, una de las formas más sostenibles y eficientes de producir alimentos. Esto se debe a tres circunstancias diferenciadoras:

  • Los peces no beben agua. Los pescados no necesitan hidratarse porque viven en el medio acuático. La necesidad de garantizar agua dulce de calidad es una de las grandes cuestiones a las que tendrá que hacer frente la humanidad en el futuro. Hoy en día, Naciones Unidas estima que más de 2.000 millones de personas no tienen acceso a agua potable. Alimentar a la población con animales que no necesitan agua es una forma de mejorar el uso de este recurso.
  • Los peces no regulan su temperatura corporal. Los animales de sangre caliente, como mamíferos y aves, sin embargo emplean parte de la energía consumida al mantenimiento de su temperatura corporal. Los peces no necesitan realizar este gasto energético. porque la temperatura de su cuerpo se iguala a la del agua en la que viven, o incluso nadando en capas más superficiales o más profundas del mar.
  • Los peces no se sostienen en pie. Flotar en el agua es otro importantísimo ahorro energético. Los animales terrestres desarrollan una lucha contra la gravedad que les obliga a destinar a ello una parte importante de sus recursos energéticos. A su vez, implica la necesidad de contar con una estructura ósea capaz de gestionar el movimiento sobre el terreno. Flotar en el agua implica una energía y un esqueleto mínimos.

Pescado de Nuestros Mares: Sostenibilidad garantizada

Todas estas características hacen que los peces necesiten una cantidad de recursos para desarrollarse inferior que los animales terrestres.

La ganadería actual necesita en torno a tres kilos de pienso para obtener un kilo de pollo. En el caso de otras especies, con crecimientos más lentos, este múltiplo aumenta:

  • Seis kilos en el caso del cerdo.
  • Nueve kilos en el caso de la ternera.
  • Si hablamos de animales muy longevos, como los bueyes, la cifra crece exponencialmente.

El consumidor que apueste por Crianza de Nuestros Mares puede tener la tranquilidad de estar eligiendo un producto con una sostenibilidad garantizada. Sus pescados han consumido poco más de un kilo de pienso para crecer un kilo.

Además, nuestras doradas, lubinas y corvinas se crían en aguas españolas de mar abierto. Así pues, el gasto energético de su transporte desde los viveros en los que se crían hasta tu plato es muy inferior al gasto energético y la huella de carbono de las doradas, lubinas y corvinas que proceden de otros países productores, como Grecia o Turquía.

Además, las especies amparadas por el sello han sido alimentadas exclusivamente con piensos elaborados por fabricantes autorizados por la Unión Europea. Garantizando, pues, una utilización sostenible de los recursos marinos y terrestres que forman sus materias primas.

Estos pescados cuidan tanto la salud del que los consume como la salud del planeta.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar