Noticia

Una actividad que goza del respaldo dentro y fuera de nuestras fronteras como opción de futuro a la hora de alimentar a la población


El sello de origen que distingue doradas, lubinas y corvinas de las aguas españolas, sobresaliente en sostenibilidad, calidad, excelencia y eficiencia


El sector español, referente mundial de la cría de pescados en instalaciones marítimas

(30 nov-2019). En el año 2012, las administraciones públicas españolas instauraron el Día de la Acuicultura como punto de referencia en el calendario para mostrar a la sociedad los beneficios de la cría de pescados a la hora de disponer de una fuente de alimentación saludable, sostenible, segura y eficiente. A pesar de que las principales entidades supranacionales, como la Unión Europea o las Naciones Unidas (FAO), se hayan posicionado a favor de esta actividad y hayan animado a todos los gobiernos del mundo a incrementar cada año la cantidad de pescados obtenidos mediante esta actividad para alimentar a una creciente población, los ciudadanos a menudo manifiestan un gran desconocimiento de todo lo que hay detrás de un pescado criado por el hombre.

Reconocer la excelencia

Crianza de Nuestros Mares es un marchamo de calidad que el consumidor tiene a su disposición a la hora de elegir qué pescados incorpora a su cesta de la compra. Una forma sencilla de beneficiarse de todas las propiedades que tienen las lubinas, corvinas y doradas procedentes de las aguas en mar abierto del litoral español.

En una época en la que la sociedad manifiesta una sensibilidad creciente por la cómo se elaboran sus alimentos, la acuicultura española destaca con nota en los principales ámbitos en los que se mide. La apuesta por el mar como fuente de alimento permite multiplicar exponencialmente la eficiencia de los recursos necesarios. Los peces no consumen agua dulce. Además, su hábitat natural, el medio marino, donde flotan, les permite no tener que destinar energía ni nutrientes a mantenerse erguidos y a generar una osamenta, como sí tienen que hacer los mamíferos y las aves terrestres.

Los ciudadanos tienen, en el Día de la Acuicultura, la oportunidad perfecta para acercarse a una disciplina que vive en un estado de innovación permanente, estableciendo programas de investigación para optimizar todos los eslabones que separan el medio acuático del plato del consumidor. Buscando siempre la mejora de los procesos, la reducción de los impactos ambientales, la excelencia organoléptica, la seguridad alimentaria y la eficiencia.

Haz clic aquí para descargar la nota de prensa

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar